LIBERTAD

|

Ya llevo un tiempo pensando qué diferente hubiera sido la vida con libertad. Tenemos hoy más que antes, pero ya es tarde para algunos.


No quiero confundir, como tantas veces se ha dicho, libertad y libertinaje, pero nuestro comportamiento durante mucho tiempo se ha ajustado a lo que los demás esperaban de nosotros y nosotros de los demás. Es sobre todo donde nos conocemos todos tanto donde se hace más difícil ser libre y se va forjando una personalidad que no siempre es la auténtica.


Es posible que esta personalidad sea también el resultado de la familia en la que te criaste. Yo creo que la personalidad tiene más que ver con esas vivencias desde niño que incluso con los genes, pues es resultado de esas experiencias y educación.


Así, cada uno se ha ido moldeando por la comodidad, la educación, salvando zancadillas y trabas, dejando adormecer a veces una rebeldía que casi todo ser humano tiene.


Sólo hay una vida. Si te das cuenta de todo lo que te has perdido sin posibilidad de recuperarlo, sirve para comprender a otros que optaron a tiempo por sacudirse el respeto humano y actuar para recuperar lo que ha quedado y, si no, para juzgar el comportamiento de los demás, por extraño que te parezca. Es seguro que ellos no te juzgarán a ti.


Cuando la vida te parece triste, analiza si el triste eres tú.

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
 24 may

Recuerdo, hace años, cuando Antonio Gala presentó su libro “El pedestal de las estatuas” dijo en una entrevista: “Los pedestales son para las estatuas y también se caen…” (leer más)

Comenta