PARA QUE NOS COMPREN TENEMOS QUE EMPEZAR A VENDERNOS

|

Empezamos semana en el Alto Jalón con dos días consecutivos sin casos de coronavirus. Últimamente está siendo frecuente encadenar jornadas sin que se contagie gente que pertenece a nuestras zonas básicas de salud. Esperemos que la Semana Santa nos traiga, en grupos de cuatro y mejor con convivientes, torrijas y limonada pero nada de aglomeraciones, ni amigos de vacaciones, ni turistas de fuera de nuestras fronteras. Ya, ya sé que a todos nos hace falta, pero la vacuna llegará a toda España y se levantarán las prohibiciones. Superaremos esto, pero tiempo al tiempo. Mientras tanto, nos iremos a Alemania para poder ir a Jaraba desde Medinaceli. Nuestros negocios necesitan más que nada la visita de sus clientes de las grandes ocasiones, pero no pasa nada, en Madrid ya se lo pasan los extranjeros de... maravilla viendo museos como el del jamón o montando fiestas multi culturales en balcones. Nos montaremos nosotros después en la cuarta ola (la quinta será de Aragón) y sufriremos cierres de nuestros negocios por el gusto, de unos pocos, de salir más deprisa de esto que nadie.

Mientras tanto, que la lucha sirve para algo ha quedado bien patente. Un pueblo valiente se une y reclama a las administraciones la atención de su deseo y... sorpresa, ¡no me lo creo!, les han hecho caso. A DEARTE no le ponen en su lugar un mosaico, sino que ocurrirá lo que pedían todos, en el Palacio Ducal ambos caben y colocarán, previo consenso, la valiosa composición romana de manera que la cultura siga teniendo su hueco. En Medinaceli ya lo saben. Si se hace a tiempo, si se lucha juntos y con argumentos, las cosas salen. Como somos listos, aprendemos. Estamos a tiempo de alzar las voces para pedir que nos instalen la fibra óptica, que nos doten de ventajas fiscales, que no nos quiten los transportes o que nos habiliten la gestión de los fondos de europa con proyectos locales. Aquí #QueremosDarteVoz, solo tienes que hablar y tú sabes. ¿Preparados para una vida rural mejor?

Entramos con optimismo en la Primavera. Esa alegría que nos genera el cambio de hora hacia delante. En la misma dirección, aunque a veces contra el viento pero manteniendo fuerte el timón, se encuentran nuestros emprendedores. Destacamos la visión de gente como Samuel, que en Cetina y sin temor abre su propio taller de serigrafía, El Granero Estudio. Desde allí hace rótulos para negocios, camisetas serigrafiadas, mascarillas personalizadas... se marchó a Zaragoza, volvió a emprender a su pueblo y dentro de poco tendrá ya su propia marca de ropa y su plataforma de e-comerce. La exportación de nuestra propia producción es vital para generar riqueza en la comarca que se traduzca en empleo. En esta lucha siempre veo a Mobisanz y su gente. También Fernando se marchó fuera, en su caso a Madrid y volvió, porque quería, a llevar su negocio de aquí. Desde los 80 más o menos llevan pensando en alto que vender nuestro trabajo, allá donde pueda comprarlo la gente, es tanto o más interesante que atraer visitantes a los que regalarles los ojos. No les falta razón pero ni tampoco compañeros de viaje. Se les unen ligeros de equipaje los amigos de 'La Moderna Rural Shop', otros renotornados en busca de una vida mejor, que venden a cualquier lugar del país desde la España Rural apoyándose, precisamente, en el valor y la identidad de nuestro modo de vida. Y hay muchos más profesionales liberales, comerciantes, emprendedores digitales, hosteleros, ganaderos, agricultores de cultivos nuevos y nuevos agricultores... Y también hay más proyectos que, de momento, no encuentran emprendedores. Quizá solo haga falta que les animemos, que se lo pongamos más sencillo y a su alcance. Quizá si damos forma a esos proyectos y se los presentamos a gente para que tenga que seguir unos pasos y ponerlos en marcha, podamos hacerlos realidad y, quién sabe, cambiar el futuro que nos han impuesto. Confiaremos en que programas como Biblioteca de Emprendedores, pionera en el Alto Jalón como incubadora de emprendimiento, puedan poner las primeras piedras que frenen la despoblación de la comarca. Oportunidades hay y si no hay emprendedores nuevos, a lo mejor hay que atraerlos entre esos que se fueron lejos pero aman nuestras tradiciones. No hay nada mejor que empezar a vendernos para que alguien nos compre.



Feliz semana Alto Jalón



Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
  7 dic

Cuantas veces nos hemos levantado, y de buena mañana, ya estamos de mal humor…

Pero, habitualmente, en cuanto nuestra mente se distrae, poco a poco va desapareciendo. Aunque hay personas que el mal humor puede durarles todo el día, semanas, años… (leer más)

Comenta