BONET DE SAN PEDRO - RASKAYU

|

Hola hola SINFONOLERS‼! Vaya vaya con la canción que suena en nuestra sinfonola esta semana. La de curiosidades que se esconden tras esta copla tan popular, un cantar que lleva en su letra un trasfondo macabro con dosis abundantes de humor negro.  Para dar forma a esta canción el autor se inspiró, por no decir que plagió, en un poema de título “Boda negra” que a su vez llevó a componer un bolero cubano de título homónimo. En 1943 Bonet de San Pedro (cantante y compositor mallorquín) produjo este “raskayu” al que hoy revisaremos a fondo bajo la lente de nuestro microscopio musical para observarlo de cerca con todos sus detalles, que no son pocos, como vais a poder comprobar. Hay otras muchas versiones de esta cancion, pero esta que os dejo a continuación es la original de 1943 a cargo de Bonet de San Pedro. Como no encuentro video oficial de la canción, se ve que por los años cuarenta del siglo pasado igual no se estilaba mucho este formato, pues he creído conveniente poner este otro video interpretado por el maestro Bonet junto al gran Javier Gurruchaga y la orquesta Mondragón.






Detrás de estos macabros versos se esconde una historia trágica y siniestra, una narración que parte, como he dicho anteriormente, de un poema que  según he podido averiguar cuenta un hecho real. Unos acontecimientos macabros con tintes necrófilos que os voy relatar a continuación.


6a00d8341bfb1653ef015392a9c202970b


Esta es la trágica historia de amor que esconden los versos de esta canción.


“Oigan la historia que contome un día el viejo enterrador de la comarca…”. Así comienza el poema del que cogió/plagió sus versos Bonet para crear “raskayu”. Cuenta el poema, repito, basado en una historia real, que en Cuba vivía por finales del siglos XVIII un joven poeta y periodista de nombre Francisco Caamaño Cárdenas, el cual estaba  locamente enamorado de su prometida, la preciosa joven Irene Gay. Sin embargo, ella murió con sólo 18 años, a causa de la tuberculosis antes de haber contraído matrimonio con el poeta que era lo que ella de verdad ansiaba. Tras la muerte de Irene él sufrió una enorme depresión. Desgarrado por el dolor, cumplió la última voluntad de la muchacha y la hizo enterrar vestida de novia y cubierta de flores.


RASAC


Como ni él ni la familia de la joven tenían recursos suficientes tuvieron que enterrarla en la zona de los pobres del Cementerio de Colón en La Habana (Cuba). Al  pasar tres años y no poder pagar las cuotas mínimas del cementerio los restos de la joven Irene tenían que ser trasladados a una fosa común. Francisco pidió que se les entregaran. Incluso consiguió con un amigo cirujano una autorización, que alegaba que la osamenta sería usada en estudios médicos. Pero como la muchacha había muerto de tuberculosis, las autoridades de la necrópolis se negaron a entregar el cadáver. Nuestro poeta enamorado sobornó  entonces a los sepultureros y trasladó a su casa en mitad de la noche los restos de su amada, con la única intención de, cuando llegase a tener recursos, construirle un panteón tan grande como el amor que siempre albergó hacia ella. Pero los vecinos, no se sabe como, se enteraron de que tenía el cadáver en casa; entonces  empezaron las habladurías sobre Francisco, se extendió entre el vecindario que practicaba la necrofilia y que los restos de su prometida provocarían un brote de tuberculosis en el barrio. El joven se marchó entonces del lugar y se fue a vivir a Oriente donde encontró trabajo como periodista. Parece ser que fue peluquero de Francisco quien contó la historia a uno de sus clientes habituales que, casualmente, era el poeta Julio Flórez, que, tras escuchar semejante historia, no tardo en  plasmarla en un poema de título “boda negra”.  A continuación podéis ver las similitudes entre el poema y la canción; parece bastante evidente la copia o el plagio de este poema por parte tanto de Bonet, como de otras versiones de todo tipo que vinieron después. A la izquierda está el poema de Julio Florez junto a la letra de “raskayu”.


u00f1alsdfkj


Esta historia ha dado lugar a muchas otras interpretaciones entre las que podemos destacar las de: Ana Gabriel, María Teresa Vera, Óscar Chávez y Lydia Mendoza entre otros. La letra de este viejo bolero guarda un parecido más allá de toda duda razonable con la versión de Bonet como podéis escuchar a continuación.






 

u00f1ljars


Como dato más que curioso os diré que “raskayu” fue prohibida en España por la censura franquista. Parece ser que se entendió que los versos que dicen, - raskayu cuando mueras que harás tú, tú serás un cadáver nada más – se podrían estar refiriendo nada más y nada menos que al caudillo. Estaba la cosa para pocas bromas por lo que se ve. Para finalizar os dejo esta otra versión de Fangoria para comprobar que sigue siendo una melodía  atrayente y recordada a pesar del porrón de años que tiene a sus espaldas.


Feliz semana SINFONOLERS‼!






 

 

   EL CLUB DE LOS 27 - JIMI HENDRIX (27 NOVIEMBRE 1942 - 18 SEPTIEMBRE 1970)
   THE POLICE - EVERY BREATH YOU TAKE (CADA VEZ QUE RESPIRAS)
   DE TARDEO VIRTUAL CON... LOS CALLEJONES
   CLUB DE LOS 27 - CECILIA

Comentarios

EDITORIAL SEMANAL

Fran
POR
Fran Álvarez,
 10 oct

No nos dejemos engañar por discursos paternalistas que saben, desde su sillón en la ciudad, lo que queremos. Que nadie nos haga apartar el foco de que todavía no tenemos buena conexión a Internet, de que los transportes que nos unen son un desastre, de que los servicios que nos ofrecen cada día están peor y se agrandan las desigualdades con los entornos urbanos (leer más)

Comenta