THE POLICE - EVERY BREATH YOU TAKE (CADA VEZ QUE RESPIRAS)

|

Hola hola SINFONOLERS. Ya sabía yo que iba a ser todo un éxito el artículo de los Callejones, tenía muy claro que ni los hemos olvidado ni lo vamos hacer en mucho tiempo, y es que cuando un trabajo está bien hecho tiene, entre otras cosas, eso de ser cuasi eterno. Record absoluto de visitas con más de 2300  y un montón de comentarios llenos de nostalgia y cariño hacia este grupo. Comentarios que han llegado tanto en redes sociales, a través del periódico así como a mí personalmente por la calle, unas opiniones por las cuales  tengo más claro si cabe, que han sido son y serán  unos de los nuestros. Como me consta que nos leen, desde aquí quiero hacerles llegar estas muestras de cariño y admiración a su trabajo. Ya sabéis de sobra donde tenéis un lugar al que siempre podréis volver y se os recibirá con los brazos abiertos. Seguiremos buscando el momento de poder volver a veros actuar por el Alto Jalón cuando todo esto que estamos viviendo sea solo un mal recuerdo. Gracias por habernos dedicado un poco de vuestro tiempo para la entrevista y sobre todo gracias por todas esas canciones que nos  han acompañado en tantos momentos. Gracias a ellos…


CALL



 Dicho lo cual, vamos al tajo. Volvemos a la arqueología musical que tanto nos gusta. Sacamos brocha, paleta y cincel para rascar la capa superficial que cubre esta canción que hoy nos ocupa hasta llegar a ver lo que se esconde tras la apariencia de ser una de las canciónes más románticas  que The Police ha creado. Vamos a escucharla primero sin traducir y los que, como era mi caso, no conocíamos la motivación del bueno de Sting a la hora de componerla, al final del articulo os sorprenderéis y la empezareis a escuchar con otra percepción seguro. 


 




A todas luces es un temazo las cosas como son.  Esta canción se crea, como tantas otras, en torno a un triángulo amoroso formado en esta ocasión por, Gordon Sumner, conocido por todos como Sting, la actriz Frances Tomelty, mujer del susodicho por entonces y Trudie Styler, vecina del matrimonio en el barrio del oeste de Londres donde todos vivían en aquella época.


TP sting frances

Sting con su entonces mujer Frances Tomelty

  

DSFA


Y con “su vecina” Trudie


No miento si digo que el arte en general y la música en este caso concreto, tienen una interpretación muchas veces subjetiva. Damos un significado que formamos por nuestras propias experiencias y creamos una interpretación individual dentro de nuestras circunstancias. Pero no debemos de olvidar que quien creo esa obra tenía unos sentimientos que expresar a través de ella, sentimientos que muchas veces distan más de lo que nos gustaría de las ideas creadas por nosotros en torno a dichas obras. Alguna vez sucede que la apreciación individual que hacemos condice con la del artista, como fue el caso que os contaba en el artículo de la semana pasada de los callejones y la canción “cuando cojo ese tren” en la que tanto creadores como receptor, en este caso yo mismo, coincidimos en lo que unos querían transmitir y de donde yo quería/creía que estaba hablando esa canción, Arcos de Jalón, mi pueblo. Es este un caso poco frecuente, por lo general lo que nos trasmite individualmente una composición y lo que en realidad quería expresar el artista no coinciden demasiado. Este “every breath you take” es un claro ejemplo de ello. Ahora os voy a contar el lado oscuro de infidelidad y acoso que se oculta tras la letra de esta canción. Os pongo en antecedentes. Sting estaba casado con la actriz Frances Tomelty, con la que formo una familia junto a los dos hijos de la pareja, Joseph y Kate. Ambos se conocieron en una obra teatral en la que participaban y el flechazo fue inmediato. Vivían en Bayswater, un barrio al oeste de Londres, donde tenían como vecina a Trudie Styler, que era también, para más inri, una de las mejores amigas de la mujer de Sting. Aun estando casado el líder de The Police se enamoró, no, mas bien, se  obsesionó con Trudie.  Sting y Trudie mantuvieron una relación clandestina mientras el cantante seguía con su matrimonio. Pero llego un momento en que unas fotografías de ambos sacaron a la luz el romance descubriéndose la infidelidad y siendo la comidilla del papel couche de la época. Tras esto llego la separación de Sting y de Frances. En el momento que todo se desveló lo que Sting hizo fue huir a una playa del Caribe para escapar de la vorágine que se había creado en torno a él, fue ahí, en su retiro voluntario cuando escribió "Every Breath You Take”. Según el mismo relata en el libro de Dylan Jones The Eighties: One day, one decade: “Una noche me desperté sobresaltado con un verso en mi cabeza, corrí al piano y escribí todo en media hora. La melodía, hay que reconocerlo, es bastante genérica y similar a cientos de otras pero creo que lo interesante son las palabras, los versos. Suena como una canción reconfortante de amor pero es terriblemente siniestra. No me di cuenta de eso de inmediato sino más tarde. Supongo que mi cabeza estaba pensando en Gran Hermano, la vigilancia y el control…". Así es queridos SINFONOLERS, esta canción de apariencia sensual y romántica está escrita por un Sting enfermo de celos, un Sting acosador, un Sting depravado que vigilaba todos los movimientos de su vecina a través de los cristales de su ventana.  En declaraciones él mismo reconoce que es  “incomprensible cómo los fans pudieron interpretarla como una canción de amor si para él es evidente que habla sobre un amante desesperado que vigila a toda hora repleto de celos”.  A continuación os dejo la letra en español y el video de la canción con traducción simultánea por si la queréis volver a escuchar. No sé a vosotros, pero a mí después de saber la historia que se esconde tras esta canción y leer la letra, que no deja lugar a las dudas, se me ha esfumado de golpe todo el halo de romanticismo que envolvía  está canción.


Every breath you take (cada vez que respiras)

Cada vez que respiras

Cada movimiento que haces

Cada atadura que rompes

Cada paso que das

Yo te estaré mirando

Cada simple día

Y cada palabra que dices

Cada juego que juegas

Cada noche que te quedas

Yo te estaré mirando

Oh,¿ no puedes ver?

Tu me perteneces

Como duele mi pobre corazón

Con cada paso que das

Cada movimiento que haces

Cada promesa que rompes

Cada sonrisa falsa

Cada demanda que estacas

Yo te estaré mirando

Desde que te has ido yo he estado perdido sin un rastro

Sueño a la noche, solo puedo ver tu cara

Miro alrededor pero a ti no te puedo reemplazar

Me siento tan frío y anhelo tu abrazo

Me mantengo llorando nena, nena por favor,

Oh, ¿no puedes ver?

Tu me perteneces

Como duele mi pobre corazón

Con cada paso que das

Cada movimiento que haces

Cada promesa que rompes

Cada sonrisa falsa

Cada demanda que estacas

Yo te estaré mirando

Cada movimiento que haces

Cada paso que das

Yo te estaré mirando

Yo te estaré mirando.






La semana que viene, primera de mes, seguiremos repasando las cortas andanzas de alguno de los miembros del club de los 27. Hablaremos de uno de los grandes miembros de este club.



Feliz semana SINFONOLERS‼

   DE TARDEO VIRTUAL CON... LOS CALLEJONES
   CANCIONES PARA EL 11M
   CLUB DE LOS 27 - CECILIA
   I DON'T LIKE MONDAYS - THE BOOMTOWN RATS
   ERIC CLAPTON - LAYLA
   ¿POR QUÉ LA SINFONOLA?
   OTIS REDDING – “(SITTIN’ ON) THE DOCK OF THE BAY”
   SOFT CELLS-TAINTED LOVE
   IMAGINE DRAGONS - DEMONS (DEMONIOS)
   NINO BRAVO-LIBRE

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

EL ALTO JALÓN TAMBIÉN ES SORIA 1   Mapa page 0001
POR
Alberto Gonzalo,
  3 dic

Recordando el slogan olvidado de los años 70: “Arcos de Jalón también es Soria”. Parece que las instituciones sí se acuerdan de aquel dicho, mucho más antiguo, que rezaba “Jalón, ladrón, que robas agua a Castilla para llevarla a Aragón”. (leer más)

Comenta