LUCUS

|

MADERA 2021 SRGB WEB


Las fábricas siempre han sido un negocio que requiere números elevados de personas en sus producciones y por Arcos de Jalón pasaron algunas, deteniéndonos hoy, en la fabricación con madera.

Esta vez no nos vamos tan lejos y aprovechando que en unos días es el día del trabajador, 1 de mayo, quería dedicar la foto de este mes a ello.

Ya por el año 1829, en Nueva York, se formaron distintos movimientos con motivo de obtener un máximo de 8 horas de jornada laboral, consiguiendo con el tiempo y por aquel entonces, multas de 25 dólares a cualquiera que ordenara superar la jornada, llegando a ser en ocasiones 18 horas lo que algunos ordenaron trabajar, entrando finalmente como jornada laboral legal las 8 horas de trabajo establecidas, aunque con la presencia de ciertos matices que la pudieran ampliar hasta 14 o 18 horas un 1 de mayo del año 1886. Desde entonces hemos ido conmemorando y celebrando este día hasta hoy.

Arcos de Jalón no es una gran ciudad en la que haya un gran polígono con decenas y cientos de naves que den trabajo a miles de empleados, sino que, a lo largo de su historia, han ido apareciendo y desapareciendo por el pueblo distintas fábricas. Antaño era más común de lo que es ahora. Cada vez más, los núcleos rurales y urbanos se vuelven más distantes. En unos, cada día más gente y en otros cada vez menos, estos últimos intentando resistir y no acabar sumando un número más a las grandes ciudades.

Pienso que es cierto que el número de personas muchas veces puede ir ligado al número de fábricas existentes en el lugar o cualquier gran número de puestos de trabajo. La densidad del mundo rural cada día es más baja, pero deberíamos pensar algo para darle la vuelta. Creo que a su vez están surgiendo muchas iniciativas positivas para el mundo rural que ojalá lleguen a su fin, con la creación de distintos puestos y actividades que poder realizar en estos lugares.

En este último tiempo, esta fábrica como bien sabéis fue una empresa dedicada a la madera, construyendo y creando distintos tipos de muebles que posteriormente eran distribuidos a distintos destinos.

Para reflejar esta época de trabajo quise enfocar la fotografía en este preciso momento de distribución. Una metáfora de la conexión de la zona rural con el resto del mundo.

Tras unos años en funcionamiento acabó cerrando como muchas otras, y actualmente si pasáis por el lugar, veréis la desgracia del gran hueco que dejó este año filomena con su nevada, hundiendo el gran techo de la nave. Seguro que más de uno al pasar y verlo al descubierto pensó: madre mía la de gente que había allí metida trabajando.

Poco a poco vemos caer aquellos edificios que dieron tanto y las pocas oportunidades que van quedando en el medio rural, pero siempre surgirán nuevos proyectos.


Más sobre mi trabajo en:

Instagram: https://instagram.com/noeliamartinezgarijo?igshid=15tlktuu58kxg


Página web: http://noeliamartinezfotografia.es/






Comentarios

EDITORIAL SEMANAL

Fran
POR
Fran Álvarez,
 10 oct

No nos dejemos engañar por discursos paternalistas que saben, desde su sillón en la ciudad, lo que queremos. Que nadie nos haga apartar el foco de que todavía no tenemos buena conexión a Internet, de que los transportes que nos unen son un desastre, de que los servicios que nos ofrecen cada día están peor y se agrandan las desigualdades con los entornos urbanos (leer más)

Comenta