LOS PUEBLOS ABANDONADOS DEL ALTO JALÓN: AVENALES

|

WhatsApp Image 2021 02 07 at 14.29.18

Foto: Jesús Jiménez

Comenzamos un camino para revisar la historia de nuestra comarca a través del abandono de sus pueblos. Marcharemos, con nuestras botas puestas, por senderos del pasado que son testigos del ser humano y su memoria deficiente. Un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla y esto es lo que está ocurriendo en nuestra comarca. El Alto Jalón se olvida de lo que ha ocurrido en su pasado reciente y repite, inconsciente, el comportamiento que le está quitando la vida. Pero no hemos venido aquí a hacer un manifiesto, sino a darnos una vuelta y enseñar el interés que tiene visitar cada rincón de nuestra tierra.

Desde Somaén, que bien merece una exclusiva visita, ascendemos por un camino que nos transporta directamente a otro siglo. Aunque nos quedamos en este, cuando observamos los carteles que nos explican las aves que hacen nidos en los escarpados del cañón que forma el arroyo del Salobral. Podemos avistar, entre otras cosas, Búho Real, Alimoche, Halcón Peregrino y Buitre Leonado. Recuerdo que de niño, nos llevaban con el colegio al Cañón del Río Lobos y nos enseñaban los buitres como si fueran un tesoro... y los tenemos aquí al lado. Además de todas estas rapaces, tenemos las aves del embalse de Monteagudo, la Alondra Ricotí de Layna y otras muchas que me paso de largo. Es extraño que nadie se dedique a traer turistas que quieran avistar pájaros. El turismo de naturaleza, según el Ministerio de Medio Ambiente, mueve entre 28 y 65 millones de turistas en España al año. 


WhatsApp Image 2021 02 07 at 14.31.29 (1)

Foto: Jesús Jiménez


El camino es de una belleza que ni siquiera las fotos logran captarlo. Te envuelve la naturaleza, los muros de piedra, los techos en el sendero que forman los árboles al cruzarse tapando el cielo... El arroyo del Salobral ha forjado un cañón que baja hasta el Río Jalón a la altura de Somaén. Paralelo al Río Blanco, asciende este barranco hasta la altura de Velilla de Medinaceli, pueblo del que fuera pedanía Avenales. Después de cuatro kilómetros de marcha mirando al cielo y también a todos lados, llegamos a Avenales y nos congela la mirada este pueblo abandonado.


WhatsApp Image 2021 02 07 at 14.28.48

Foto: Jesús Jiménez

Se conserva en mejor estado alguna casa que parece más moderna. Sus últimos habitantes estuvieron aquí hasta los años 70 y por eso aún guardan esas viviendas los cuatro 'lados'. Pero la mayoría son ruina. Ni la iglesia se ha salvado. Perderse por sus rincones es acariciar el pasado. Rápidamente nos llama la atención mirar a los tejados y no ver ni una antena, ni un cable... ¿Tendrían el servicio eléctrico soterrado?. La realidad no puede estar más lejos. Ni en los 70, ni nunca, tuvieron luz eléctrica ni agua corriente. Cuando pudieron poner el servicio eléctrico, el alcalde de Avenales del momento no lo consideró oportuno y se quedaron anclados, viendo pasar ante sus ojos el progreso.


WhatsApp Image 2021 02 07 at 14.31.29 (3)

Foto: Jesús Jiménez


Poco tiempo después de eso, el pueblo quedó vaciado entre los años 50 y 60, aguantando algún irreductible hasta 1972. Según nos cuenta en su blog el amante de los pueblos deshabitados, Faustino Calderón, entonces se marcharon los últimos, con destino a Arcos de Jalón, que sí estaba electrificado, tenía agua corriente, carretera, ferrocarril, centro médico, oficina de correos y telégrafos, centralita de teléfono... servicios necesarios para generar emprendimiento y trabajo. Eso sí, en Avenales hay 4G, ha llegado tarde, pero ha llegado. Ahora los visitantes podemos tuitearlo.


WhatsApp Image 2021 02 07 at 14.30.06

Foto: Jesús Jiménez


Nos marchamos de Avenales con las manos en los bolsillos y un poco cabizbajos. Las malas decisiones del alcalde llevaron al pueblo a quedarse anclado en el pasado. La falta de servicios y de comunicaciones hicieron que el comercio y el negocio resultase más interesante en el pueblo de al lado. Mejores servicios y condiciones llevaron a la gente a decidir irse a núcleos más poblados. La búsqueda de trabajo mandó a los jóvenes a Arcos o, a los más intrépidos, a Zaragoza y Barcelona. Se fue apagando, poco a poco, la luz del candil de Avenales y ahora, no queda nada donde volver por no haber apostado bien en su momento. La plaza donde se celebraba San Miguel jamás volverá a bailar al son de los duetos de Sagides o de Maranchón. Todo por no estar mejor acondicionado y no poder competir en ventajas con los pueblos de al lado. ¿Os suena de algo esta historia? ¿Repetimos el pasado?.

La semana que viene nos pondremos las botas para volver a nuestra senda en esta sección y poder enseñar patrimonio artístico o natural, historias curiosas o leyendas, que hacen de nuestra comarca una perla que está por descubrir. Seguiremos con la Ruta de los Pueblos Abandonados del Alto Jalón una vez al mes. La próxima vez, montaremos una votación para que podáis decidir a dónde nos vamos. De momento, el sábado que viene, para contarlo el domingo, nos iremos con Sergio, que nos lo ha prometido, al Sendero del Sacristán en Ariza. ¿Te quieres venir conmigo?.



Visita aquí el blog de Faustino Calderón con más fotos e información sobre Avenales. Muy recomendable.

   EL CASTILLO DE MONREAL DE ARIZA
   EL EMBALSE DE MONTEAGUDO DE LAS VICARÍAS
   LA LEYENDA DE LOS TOROS DE SANTA TERESA DE JUDES
   EL POLVORÍN DE JUBERA Y LAS MINAS DE VELILLA
   OVETAGO Y LA LEYENDA DE RÍO BLANCO
   EL MURÓN: EL VALLE DEL JALÓN A VISTA DE PÁJARO

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Emilio Casado
POR
Emilio Casado,
 27 oct

Roatta había establecido su cuartel general en Arcos de Jalón el 2 de marzo de 1937, en una fonda al pie de la carretera. Las escuelas del pueblo se convirtieron en centro de operaciones. Seis días después  empieza la batalla de Guadalajara (leer más)

Comenta