UNA BONITA HISTORIA DE AMOR-ARCOS 2018.

|

Aunque la historia de hoy comenzó hace apenas dos años de la mano de mi buen amigo Jesús, en Arcos o quizás Somaén, los hechos históricos que a continuación se narran se remontan doscientos años atrás.  Jesús había encontrado una antepasada suya en Barcelona. Quería saber más de sus raíces y de esa parienta lejana catalana con la que había topado. Lo que no podíamos imaginar es la gran historia que se escondía detrás.                                                                                                    François Najac era un marchante de tejidos nacido en Toulouse en 1773, de familia noble. Su hermana, Blaise, era cuñada del mismísimo barón de Marcorelle, presidente de la Asamblea Nacional, el equivalente a nuestro Congreso. Era por tanto, el segundo hombre más poderoso de Francia después del mismísimo Napoleón. Como noble huye de Francia antes de la Revolución Francesa y participa como soldado en la Guerra del Rosellón del lado de los españoles. La guillotina empezaba a funcionar a pleno rendimiento. Después de su estancia en Madrid, pasa probablemente por Arcos y Somaén. En los mismos pueblos donde Jesús descubrirá sus andanzas más de doscientos años después. François se dirige a Barcelona, donde lo encontramos en 1808, al comienzo de la Guerra de Independencia.

Por otro lado, tenemos a Magdalena Martí, natural de Palau de la Noguera (Lérida), nacida en 1785. Magdalena vive en Barcelona, hija de un tejedor de lienzos. Es en esta ciudad, en la iglesia del Pi, donde se casa con Manuel Reixach en 1808, de profesión dorador. Allí se conocen nuestros dos protagonistas François y Magdalena, y nace una bonita amistad que derivará en una apasionante historia de amor.

Cuando Barcelona está a punto de caer en manos de los franceses, huyen los tres a Tarragona. La única capital catalana que no ha caído bajo las tropas napoleónicas. Aquí pierde Magdalena a su marido por el cólera, apenas un año después de su boda, en 1809. Solo quince días antes de la caída de Tarragona en 1811, los barcos británicos de la Royal Navy los salvan in extremis de una muerte segura y los ponen a salvo en Mallorca, siendo unos de los pocos supervivientes del terrible asedio de Tarragona. Como curiosidad,  decir que uno de los altos mandos ingleses en Tarragona que participan en el rescate será muy querido en el Alto Jalón. De hecho, es el único inglés por el que han doblado las campanas del Alto Jalón.

Parece ser que en Mallorca, donde permanecen François y Magdalena dos años, intentan casarse, pero los papeles se han perdido. Según su propio testimonio, será uno de los escollos para consolidar su amor.

Hacia 1813 la pareja pasa a Francia y se casan por lo civil, en del país vecino ya era posible. Pero parece ser que Magdalena no es aceptada por la familia Najac en Toulouse. La pobre Magdalena es analfabeta y viuda, no encaja en aquella familia elitista de Toulouse. Hemos de tener en cuenta que, por parte del padre, François proviene de una familia de “capitouls”, es decir, representantes políticos del Capitolio de Toulouse, que llego a legislar en los mejores tiempos sobre casi la mitad del territorio francés. Y por parte de madre, los Bayonne, también de familia bien y culta. De hecho, el abuelo materno de François pertenece al Cuerpo de las Haciendas del Rey.

Pero François abandona a su “noble" familia, enfrentándose a una vida dura al lado de su amada Magdalena. Fruto de ese amor nacerá Antoine Simón en Burdeos en 1814.En esa fecha aparecen como casados por lo civil, en Francia ya era posible. Seguramente ante este rechazo familiar, la familia vuelve a España, donde su matrimonio no es válido por ser civil y su hijo ilegítimo. Es sencillamente desgarrador el testimonio de Magdalena ante el párroco de Santa María del Mar (la famosa Catedral del Mar), para que le permita casarse con François por la iglesia. En el testimonio de sus esponsales se destila puro amor. Al final se casan en abril de 1815 en Santa María del Mar, Barcelona. Después pasan por Granada y Andújar, donde François, acaba siendo Francisco y quien sabe si Paco Nájar.

La bonita historia de amor de François y Magdalena durará apenas unos diez años, hasta la muerte del primero, hacia 1825. Blaise, la hermana, morirá en Frontón (Francia), feudo de los Marcorelle en 1868. Magdalena vivirá lo suficiente para conocer a su nieta, María Teresa, nacida en Andújar.

Empezamos esta historia con Jesús buscando sus raíces en Arcos. Hemos viajado por: Toulouse, Lérida, Barcelona, Tarragona, Mallorca, Burdeos, Granada y Andújar para volver al Alto Jalón. Los Tataranietos de los protagonistas de esta bonita historia de amor nacerán en Salinas de Medinaceli y estarán vinculados a Medinaceli, Somaén y Arcos. Cuánto les hubiera gustado conocer a François y Magdalena a su última descendiente, una niña guapísima bautizada en Arcos de Jalón en 2015.

IMG 20181115 123545


   MAS ALLÁ DEL MISSISSIPPI-ATECA, MOROS Y VILLALENGUA 1891,1892.
   LA PRIMERA FOTO-SOMAÉN 1864
   NUESTRO QUERIDO COMANDANTE-IRUECHA 1846
   CORRETEANDO POR UTRILLA 1686

Comentarios

ARTÍCULO DEL DÍA

Montse Martínez
POR
Montserrat Martínez,
 19 oct

Por eso en algunas ocasiones, cuando somos conscientes de que nuestra opinión no es la de la mayoría o no es “políticamente correcta”, de manera inconsciente tendemos a callarnos, dejando de ser asertivos, incluso en el peor de los casos, a renunciar a decir nuestras opiniones o a decir lo contrario… (leer más)

Comenta