Fernando benamira
Fernando benamira

Decía Miguel Delibes: “Si el cielo de Castilla es tan alto, es porque lo levantaron los campesinos de tanto mirarlo”. Pues deciros que por aquí y en estas fechas no solo lo levantan los campesinos, si no todo hijo o hija de vecino que se precie no hace más que mirar al cielo esperando la deseada lluvia para que pueda salir en algún momento el ansiado tesoro - que ni el anillo de Mordor -  del que vamos hablar hoy: la seta. (leer más)

Comenta
Fernando benamira
Fernando benamira

Con la llegada de octubre y el fresco, empiezan a notarse los nuevos paisajes otoñales y nuestros huertos no se escapan ante tal ciclo de la vida. (leer más)

Comenta
Fernando benamira
Fernando benamira

Llega septiembre y con ello empieza la desbandada. En algunos pueblos ya se ha ido notando dicha desbandada, aún quedan cuatro nostálgicos/as pero en general aquí estamos ya más solos que el prospecto de un medicamento de la farmacia que no se lee nadie. Esto implica varias cosas, como por ejemplo mi tardanza en haceros esta crónica. (leer más)

Comenta
Fernando benamira
Fernando benamira

¿Cómo va ese agosto chavalada? ¿Se empieza a hacer cuesta arriba o todavía hay ganas de un jolgorio que ni juntando a Massiel y Ortega Cano? Pues para no perder la costumbre hoy vamos a seguir hablando de una cosa que ocurre gracias a la vorágine demográfica a la que nos enfrentamos estos días y no es otra que los torneos entre pueblos con motivo de las fiestas. (leer más)

Comenta

Pues sí, aquí estamos, con un día o dos de retraso escribiendo esto y diréis: serás desgraciado no tenerla a tiempo, ¡zángano! Pues lleváis razón, a parte de un zángano, es que esta semana hemos tenido las fiestas de verano del pueblo, que las llamamos así porque ponerle “acabar como un piojo party” se nos hacía muy largo. (leer más)

Comenta

El ser el único habitante todo el año implica llevar una vida algo diferente al resto, que no es que sea ni mejor ni peor, pero ahora que llega agosto y con ello la época estival en que este y nuestros pueblos se convierten por unas semanas en algo así como la Puerta del Sol de Madrid un 31 de diciembre a las 23:47 pues claro, te requieren ciertos cambios en tu modo de vida habitual. (leer más)

Comenta